El coste ecológico de las guerras

Justo ahora empezamos a pagar el gran trastorno ecológico que representó la segunda guerra mundial. También ahora toneladas de residuos radiactivos empiezan a contaminar el Mar del Norte, por el desmantelamiento de la flota de submarinos atómicos de la etapa soviética. Cualquiera diría que todo se acaba aquí, que la hermética Unión Soviética es la causante de la contaminación radiactiva, pero no es así, los EEUU echaron al mar miles de toneladas de residuos radiactivos, sin que nadie supiera nada, y que ahora mismo no se conoce ni la cantidad ni el lugar.
Durante la primera gran guerra y de manera consciente, los alemanes contaminaron y destrozaron la naturaleza a su paso. No hace tanto los norteamericanos hicieron el mismo en Vietnam.
Este fantástico documental explica lo que puede llegar a hacer la guerra, incluso aunque solo sea prepararse para ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *